Fabio Calcaterra: “Hay una carga tributaria muy alta que es consecuencia de la informalidad”

Fabio Calcaterra: “Hay una carga tributaria muy alta que es consecuencia de la informalidad”

Todo arrancó en 2014 en plena etapa de kirchnerismo. Por entonces, Fabio Calcaterra, primo del hoy presidente de la Nación, Mauricio Macri, definió la inversión en una planta de papas fritas en Mendoza, provincia en la que no había precedentes de un proyecto similar.

Las encuestas daban a Cambiemos muy lejos del poder. Mientras tanto, el menor de los Calcaterra avanzó en sus gestiones para sellar una alianza con el gigante estadounidense J.R Simplot y formar una compañía en la que ambos se reparten el 50% de las acciones.

Su socio es también un grupo familiar, que factura unos US$6000 millones anuales. Se trata de uno de los tres grandes jugadores del mercado de papas prefritas congeladas, junto con la canadiense McCain, que ya tenía operaciones en la localidad bonaerense de Balcarce, y la firma también estadounidense Lamb Weston.

La inversión inicial fue de US$140 millones. Después de tres etapas bien definidas, la planta se pondrá en marcha esta semana. La primera fase fue el desarrollo de un campo de casi 6000 hectáreas en la localidad de San Carlos; la segunda fue la deforestación necesaria y la infraestructura de riego por pivot; la tercera consistió en la construcción de la fábrica de Luján de Cuyo, desde la que podrá abastecer con unas 120.000 toneladas de papa fritas las demandas que le lleguen desde más de nueve países de América del Sur.

“El 70% de la producción será para envíos internacionales y representa un 10% adicional de las exportaciones de la provincia”, afirma Calcaterra en diálogo con LA NACION. Sus tres variedades de producto -bastones, noisette y aros de cebolla- ya se venden en el Grupo Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) y avanzan para desembarcar en las cadenas Carrefour, Coto y La Anónima. A Uruguay ya llegan con un distribuidor exclusivo que es Conaprole; en Chile tienen tres representantes y en Brasil operan de manera directa. Para el mes de marzo, la compañía sumará 270 empleados en forma directa y unos 2000 indirectos.

La historia del menor de los Calcaterra con el negocio de las papas no es nueva. Él comenzó con una firma llamada Alimentos Modernos en el año 1994, la primera de papas congeladas que hubo en la Argentina. Luego se asoció con los holandeses de Farm Frites, a quienes les terminó vendiendo el 100% del capital accionario de la filial de Munro; quedó allí como CEO hasta su salida, en 2013. Un año después arrancó su alianza con la familia Simplot. Cultor del más bajo perfil y persona de pocas palabras, le dio una entrevista a LA NACION.

-¿Cuál es su opinión sobre la situación económica?

-La economía está atravesando un momento muy complicado pero estoy seguro de que va a salir adelante.

– Como primo del presidente Mauricio Macri, ¿cuál es su percepción de cómo se encuentra?

-Al Presidente lo veo tranquilo y estoy convencido de que el país está en el buen camino.

-Sin embargo, hay empresas con problemas importantes…

-Con este nivel de tasas la economía argentina es inviable. Pero todos saben que esta situación no es sustentable en el largo plazo. Existe mucho potencial en la Argentina para empresas del rubro agroindustrial. A veces cuesta seducir inversores por la historia y por los vaivenes del país, pero las oportunidades están latentes.

-¿Cuánto le suma tener un familiar en el Poder Ejecutivo?

-Tener un primo presidente nos afecta por encima del resto. Dada la investidura presidencial se da que toda la familia tiene un mayor grado de exposición que el resto. Además, en mi caso, siempre hice negocios entre privados.

-¿Qué opinión le merece la situación de su hermano en el caso de los cuadernos?

-Sé que Ángelo actuó en forma correcta, como lo hizo siempre. De eso no tengo duda.

-¿Cuán optimista es de cara a las próximas elecciones?

-Estoy seguro de que no se vuelve atrás. El país, para adelante, viene con más institucionalidad y menos dependencia de un poder particular. Y eso va a ocurrir más allá de Cambiemos o de cualquier signo político. Tiene que ver con lo geopolítico y con lo que pasa, por ejemplo, en Brasil.

-Y de la economía, ¿qué le preocupa?

-Sin crédito, un país no es viable. Y hay una carga tributaria muy alta que está dada por la brecha entre una economía que aporta y una que no aporta. Atacar la economía informal debe ser la prioridad.

Por: José Del Rio

 

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/2216677-fabio-calcaterra-hay-una-carga-tributaria-muy-alta-que-es-consecuencia-de-la-informalidad