Con la mira en la exportación, inauguran una planta procesadora de papas en Mendoza

Con la mira en la exportación, inauguran una planta procesadora de papas en Mendoza

Inversión de US$ 140 millones

Una asociación entre la firma estadounidense Simplot y Fabio Calcaterra. El ministro Dante Sica dijo que es una inversión que supera la grieta: “A todos nos gustan las papas fritas”.

Un día después del cierre de una fábrica de Arcor en Mendoza, el ministro de la Producción Dante Sica participó de la inauguración de la nueva planta procesadora de papas fritas de Simplot Argentina, propiedad de la familia estadounidense Simplot y su socio local, el empresario Fabio Calcaterra (San Fili), primo del presidente Mauricio Macri.

“Hace 25 años empecé a trabajar en el cultivo de la papa. En 2005 compré las tierras en el Valle de Uco y en 2013, comenzamos la sociedad con Simplot. No he sido beneficiado por ser el primo de Macri. Al contrario, el Banco Nación y el Provincia no quisieron darnos financiamiento y nos rechazaron la propuesta por connotaciones políticas”, afirmó Calcaterra, en la apertura de la fábrica.

La planta de Simplot en Mendoza implicó una inversión de 140 millones de dólares y fue construida en 12 meses. Está ubicada en el camino a Chile, kilómetro 397 de la ruta 7, a solo mil metros del ingreso a la cárcel de Almafuerte, en el municipio de Luján de Cuyo. A su vez, la empresa ha comprado una plantación que alcanzará las 1.800 hectáreas de cultivo de papa, en localidad de Pareditas, en la comuna de San Carlos, en el Valle de Uco.

En Mendoza, Simplot trabajará con productores tercerizados y, según adelantaron sus directivos, la fábrica empleará 270 personas en relación de dependencia y 2.500, de forma indirecta. Para 2020, la planta en Luján de Cuyo facturará cerca de 120 millones de dólares al año, de los 6 mil millones de dólares que genera el grupo Simplot a nivel mundial.

Desde la fábrica de Mendoza, se podrá abastecer con unas 120 mil toneladas de papa fritas las demandas que le lleguen desde más de nueve países de América del Sur. El 70 por ciento de su producción irá a la exportación: ya se han realizado los primeros envíos de mercadería a Brasil y Chile.

El ministro Sica destacó la importancia de esta inversión agropecuaria que desarrolla productores locales, invierte en tecnología y genera industrialización. Y mencionó la “grieta” que existe en Argentina en materia alimenticia, chocolate amargo versus chocolate dulce; sin embargo, dijo: “A todos nos gustan las papas fritas”.

En compañía de Scott Simplot, uno de los propietarios del imperio de la papa frita norteamericana, Calcaterra contó cómo inició este negocio: “Hace 25 años, motivado por mi padre Antonio, comencé a trabajar en el negocio de las papas fritas congeladas. En 2002, viajé con el especialista en el cultivo de papa Allan French (quien trabajaba para Simplot) y me hizo notar las similitudes de Mendoza con las ciudades de Idaho y Washington (Estados Unidos), importantes productoras de papas industriales del mundo”.

Calcaterra explicó que en aquel momento ponderó características naturales del Valle de Uco, lugar donde se plantaron unas 1.800 hectáreas de papas que se procesarán en Luján. Y ponderó: “la amplitud térmica y condiciones del agua” de los campos en San Carlos, con condiciones óptimas para este producto.

“En 2007 me acerqué a Simplot”, añadió Calcaterra este martes en la planta procesadora de Luján. Allí, destacó que se desarrollará “la producción de papa a gran escala, cambiando la matriz productiva de la provincia”. Agradeció el apoyo que recibió de parte de una serie de bancos, como el HSBC, el Banco Ciudad y el Bice, y del gobierno de Mendoza, con un bono fiscal, de diferimiento impositivo, de 1,5 millones de dólares.

Simplot es proveedor, entre otros, de McDonalds, a quien le suministra el 50% de este producto a nivel mundial. Sus tres variedades de productos bastones, noisette y aros de cebolla- ya se venden en el Grupo Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) y avanzan para desembarcar en las cadenas Carrefour, Coto y La Anónima. Calcaterra dijo que las papas fritas congeladas pueden crecer mucho en el mercado interno: “En Estados Unidos se consumen 14 kilos per capita al año: en Europa entre 7 y 8 kilos; mientras en nuestra región, apenas 2 kilos por persona al año”. Adelantó que sus socios norteamericanos evalúan adquirir la mayoría del paquete accionario de la planta en Luján de Cuyo, que hoy se divide en un 50% para cada socio.

Por Roxana Badaloni

 

Fuente: https://clarin.com/economia/economia/mira-exportacion-inauguran-planta-procesadora-papas-mendoza_0_bvDxwpYzQ.html